Cuba considera que el presidente de EE.UU., Donald Trump, está mal aconsejado por un puñado de legisladores en temas de política de la isla caribeña.


“El giro de timón provendría entonces de la influencia de unos pocos legisladores de origen cubano, que han utilizado artimañas políticas y chantajes para secuestrar la política hacia Cuba y llevarla en una dirección contraria a la de la mayoría de los estadounidenses”, analizó el jueves el diario cubano Granma.

Argumentaba así la nueva decisión de Trump de anunciar este viernes, en una visita a Miami, restricciones a los negocios con militares de Cuba y a los viajes a su territorio, una medida con la que cumpliría su promesa electoral de revertir la política de su antecesor Barack Obama, quien abogó en 2014 por un “deshielo” con la isla.

El principal diario cubano tacha de “falsa” dicha decisión de Trump, que tiene sus raíces en los consejos del senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz-Balart, quienes aprovecharon sus “puestos en el Congreso para influir” en Trump. Además, destaca que Rubio “nunca ha visitado Cuba” y Díaz-Balart pertenece a una generación de línea dura con el Gobierno cubano.

Para justificar sus palabras, Granma recuerda que el 75 % de los estadounidenses apoya el acercamiento entre La Habana y Washington, según una encuesta del Pew Research Center. Además, el grupo Morning Consult señala que también apoyan la normalización de los lazos seis de cada diez republicanos.

La elección del sitio, prosigue la nota, evidencia que Trump pretende complacer a un grupo que ni siquiera es mayoritario dentro de la comunidad cubana de esa ciudad, que de acuerdo a las más recientes encuestas apoya el acercamiento entre La Habana y Washington.


 

DE INTERÉS

Papa Francisco consagra Cardenal a Gregorio Rosa Chávez

El primer Cardenal en la historia de El Salvador, Gregorio Rosa Chávez, fue consagrado…

ANUNCIO

 

 

MÁS VIDEOS