La comitiva de El Salvador que participa en la Conferencia de Seguridad y Prosperidad en Centroamérica, refleja la apuesta del gobierno salvadoreño por unir fuerzas con el sector privado, para generar oportunidades en el país.


La Conferencia de Seguridad y Prosperidad en Centroamérica, ha servido de escenario para revalidar la apuesta del gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén por una alianza entre el sector público y privado, para generar oportunidades de desarrollo a toda la población de El Salvador.

“No hay mejor antídoto para contener y desestimular en el presente y el  futuro la migración irregular que generando empleos dignos, generando oportunidades, y eso sólo es posible si el sector privado y el sector público estamos juntos con la visión compartida”, aseguró en su disertación el Vicepresidente Oscar Ortiz, quien lidera la comitiva salvadoreña que asiste a la conferencia, que se desarrolla en la ciudad de Miami, Estados Unidos.

La conferencia reviste una importancia histórica por ser el primer encuentro de alto nivel entre el gobierno de El Salvador y el gobierno de Estados Unidos, bajo la administración del Presidente Donald Trump.

Participan por el gobierno estadounidense el secretario de Estado Rex Tillerson, el secretario de Seguridad Nacional John Kelly, y el vicepresidente Mike Pence, quien ha afirmado que su país “está con las naciones y la gente del Triángulo Norte”.

“Juntos alcanzaremos nuevos niveles de seguridad, paz y prosperidad”, expresó el alto funcionario.

Por su parte, el vicemandatario salvadoreño añadió que el gobierno del Presidente Sánchez Cerén tiene, como una de sus principales prioridades, la construcción y consolidación de una economía fuerte, que asegure que la población salvadoreña “logre sus sueños en su país, en su comunidad y con su familia”.

“Para este propósito estamos impulsando un amplio diálogo político y económico entre el sector público y el sector privado, que tiene como base avanzar en la transformación productiva de nuestra economía”, añadió el vicepresidente frente a empresarios de la región que asisten a la conferencia.

Destacó que en los últimos tres años se ha realizado una inversión pública superior a los 2 mil millones de dólares en El Salvador, lo cual contribuyó a registrar en 2016 una tasa de crecimiento del 2.4%.

“Creció la inversión extranjera directa, creció la inversión privada a escala nacional y mantuvimos cifras macroeconómicas importantes, pero consideramos que esto todavía no es suficiente”, dijo el Vicepresidente.

“Necesitamos una inversión pública más creciente y un sector privado más dinámico que siga teniendo las condiciones para invertir y para crecer”, agregó.

Subrayó que esta alianza entre el sector público y privado es clave para generar empleos, lo cual consideró como el reto más importante para El Salvador y las demás economías de los países del Triángulo Norte centroamericano (El Salvador, Guatemala y Honduras).

“Necesitamos hacer una alianza fuerte, más allá de las diferencias, las coincidencias que tenemos el sector público y el sector privado en El Salvador son mucho más amplias”, señaló.

La comitiva de El Salvador por el Gabinete de Gobierno, la integran el secretario Técnico y Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana; y los ministros de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez; de Economía, Tharsis López; de Obras Públicas, Gerson Martínez; y de Hacienda, Carlos Cáceres.

Entre los representantes del sector privado salvadoreño que asisten destaca la presencia del presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Luis Cardenal; el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Javier Simán; y el presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO), Carlos Guerrero.