Portavoz de la cancillería rusa, Maria Zakharova.Portavoz de la cancillería rusa, Maria Zakharova.El gobierno de Siria está dispuesto a sentarse a negociar con la oposición, bajo la égida de la ONU, para un arreglo político del conflicto y así se lo ha transmitido a las autoridades rusas, dijo el jueves una portavoz de la cancillería rusa.

"Disponemos de una confirmación de que [el gobierno sirio] está dispuesto a unirse a un encuentro" de ese tipo, que trate, "bajo los auspicios de la ONU, el diálogo entre el gobierno oficial y la oposición", afirmó la diplomática rusa Maria Zakharova.

"La hemos recibido, la confirmación existe", reiteró, para agregar que "ahora el asunto pasa a ser el de compilar para el diálogo un listado de la oposición siria".

"Damasco está al tanto [de los contactos de Rusia con la oposición], que no escondemos [aunque] en parte no son públicos", agregó.

"No tiene sentido debatir en una conferencia de prensa la localización de las organizaciones terroristas", ejemplificó, según difundió la agencia de noticias TASS.

"Por cierto, estamos en estrecho contacto con nuestros socios dentro del formato de Viena (con Damasco y la ONU)", puntualizó la diplomática en una conferencia de prensa en Moscú.

Según informó hace unos días el Ministerio de Defensa ruso, sus fuerzas aéreas pudieron bombardear una veintena de objetivos del yihadista Estado Islámico gracias a las coordenadas proporcionadas por los grupos opositores, recordó la agencia de noticias EFE.

Ayer, el enviado de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, concordó con Moscú en la necesidad de sentar a la mesa de negociaciones a representantes de la oposición y del gobierno que preside Bashar al Assad, informó el canciller ruso, Serguei Lavrov, quien señaló que Moscú apoya los esfuerzos del enviado de la ONU para establecer en una mesa de negociaciones.

Tras reunirse en Moscú con de Mistura, Lavrov dijo que esperaba poder acordar la lista de opositores dispuestos a negociar el futuro sirio con el gobierno de Damasco en los próximos días.

"Se trata de saber quién pertenece a esa oposición, que se dice moderada y que debería formar parte de las negociaciones que el enviado de la ONU y su equipo están preparando en el contexto del arreglo político de la crisis siria", afirmó.

El jefe de la diplomacia rusa también dijo que, igualmente, debe quedar claro qué grupos de los que actúan en Siria son considerados "terroristas" y no estarían cubiertos por un eventual alto el fuego, que tanto Rusia como Estados Unidos y el resto de los actores externos del conflicto buscan en las conversaciones que comenzaron en Viena.