Declaraciones incorrectas del Ministro del Trabajo

Recientemente el Ministro del Trabajo, señor Rolando Castro, dijo que la  institución que él preside tiene un déficit de 6 millones de dólares, porque las autoridades anteriores se gastaron el dinero con antelación.

También aseguró que el Contrato Colectivo absorbe el 85% del presupuesto del Ministerio y solo queda un 15% para bienes y servicios. Las dos afirmaciones son incorrectas. Veamos:

  1. El “Informe de Seguimiento y Evaluación de los Resultados Presupuestarios del Gobierno Central al mes de junio de 2019”, elaborado por el Ministerio de Hacienda, muestra que de un presupuesto total de 16.4 millones asignado al Ministerio del Trabajo, dicha institución solo había gastado 7.4 millones hasta el mes de junio, o sea, el 45% del total. El plan de gasto de enero-junio era de 8.1 millones, que equivalen al 49% del total, pero se gastó menos. De manera que, lejos de estar quebrado, al Ministerio le quedó para el segundo semestre el 55% de su presupuesto total. O sea, hasta le sobró un 5% del primer semestre.
  • En un año de cambio de gobierno, las autoridades salientes solo pueden gastar hasta mayo el 40% del presupuesto. Si Hacienda le transfiere a algún Ministerio un porcentaje mayor, comete una infracción. Por lo tanto, lo dicho por el señor Castro involucra el actual Ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, que tenía el mismo cargo durante el gobierno anterior. Pero lo cierto es que hasta mayo no se había gastado el 40%, pues si quitamos el gasto de salario y de bienes y servicios del mes de junio (alrededor de un millón de dólares), lo gastado hasta mayo anduvo por 6.4 millones, 39% del total.
  • Sobre el gasto de salario, que el Ministro llama contrato colectivo, no es el 85% del presupuesto del Ministerio, sino el 73 (12 millones de 16.4 millones). Por su naturaleza, ese Ministerio no tiene una elevada inversión (obras y construcciones), como las tienen los ramos de Obras públicas, Educación y Salud. Eso siempre ha sido así y lo seguirá en el presupuesto del próximo año.
  • Si al Ministro del Trabajo no le gusta que se gaste mucho en salario, debería planteárselo al sindicato, que tiene un contrato colectivo, o preguntarle al Ministro de Hacienda por qué aceptó un presupuesto con ese gasto.
  • En vez de hacer afirmaciones incorrectas, el Ministro del Trabajo debería tomar decisiones sobre tres temas que son de su competencia:
  1. Rechazar el despido ilegal de cientos de personas que laboraban en el sector público, pues el Ministerio del Trabajo debe velar porque se respeten los derechos laborales.
  • Rechazar la propuesta de la ANEP y del Ministro de Economía sobre la flexibilización laboral, que abarataría aún más la mano de obra y ampliaría la ganancia empresarial.
  • Respaldar el convenio de la OIT que prohíbe la violencia y el acoso sexual en los lugares de trabajo. El señor Castro y la ANEP se oponen a dicho convenio, como si la violencia y el acoso no fueran violaciones a los derechos humanos.
CATEGORIES
Share This

COMMENTS