CONPHAS exigió este jueves a los diputados de la Asamblea Legislativa, dar sus votos para la aprobación del Presupuesto General de la Nación 2018.

Foto VD/ Coordinador General de CONPHAS, Francisco García.Foto VD/ Coordinador General de CONPHAS, Francisco García.


La Concertación Popular por un País sin Hambre y Seguro (CONPHAS) exigió este jueves a los diputados de la Asamblea Legislativa, dar sus votos para la aprobación del Presupuesto General de la Nación 2018.

“Externamos nuestra indignación con la posición del partido Arena, al negar sus votos en la aprobación del presupuesto”, expresó el coordinador general de CONPHAS, Francisco García, quien invitó a los legisladores aprobar lo más pronto posible el presupuesto general de la nación 2018.

A criterio de la Concertación Popular, la no aprobación de presupuesto 2018, en los tiempos establecidos, tendría graves consecuencias para los sectores más pobres de este país.

“La eventual no aprobación del presupuesto 2018 tendría graves consecuencias para nuestros sectores, que dependemos que haya suficiente dinero para salud, educación, caminos rurales y atención de cárcavas, reactivación del agro y nuestros sectores laborales con has expectativas de que no recorte Las prestaciones salariales”, expresó García.

Plantean que entre los sectores afectados con la no aprobación del presupuesto están los veteranos de guerra, cuya implementación de la ley que les fue aprobada dependerá exclusivamente del presupuesto 2018, ya que en el del 2017 hay pocos recursos previstos para este sector.

Además, se bloquea la compra ágil de medicinas, pues depende de contratos del nuevo presupuesto y, por lo tanto, afectará a todo el pueblo salvadoreño que dependemos de la salud pública, el Gobierno no podrá contratar nuevas plazas de médicos y enfermeras que Arena pretende bloquear con sus tácticas dilatorias.

El gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén presento, a principios de octubre a la Asamblea Legislativa, el proyecto de presupuesto para el año 2018, que asciende a $5,520.5 millones, el cual ha sido discutido y dado el visto bueno a finales de septiembre por el Consejo de Ministros y Ministras del Gobierno Salvadoreño.