El Gobierno de El Salvador iniciará un fuerte cabildeo ante el Congreso, Gobierno federal y gobiernos locales de EEUU, para abogar por una opción que les permita a los compatriotas bajo TPS seguir viviendo y trabajando en ese país.

Canciller Hugo Martínez en canal 10.Canciller Hugo Martínez en canal 10.


La finalidad del gobierno salvadoreño es buscar "una salida permanente" para 190,000 salvadoreños radicados en Estados Unidos, bajo el Estatus de Protección Temporal (TSP), dijo el martes el canciller Hugo Martínez, en una entrevista en canal 10 de televisión.

"Hemos programado una visita al Congreso (de EEUU) en los primeros días de diciembre (5 al 7 de diciembre), para dejar planteada claramente la gestión de una residencia permanente, antes de que el Congreso entre en receso", detalló el jefe de la diplomacia salvadoreña.

Martínez informó que será acompañado de una amplia comitiva de legisladores salvadoreños, con el fin de sostener encuentros con congresistas y senadores, "para analizar la posibilidad de una solución permanente".

"La salida más estable y permanente es una salida legislativa, que apruebe la residencia permanente" a nuestros compatriotas.

El Salvador promueve una iniciativa similar a la ley NACARA, aprobada en la década de los 90´s por el Gobierno de Estados Unidos, que permitió a ciudadanos de El Salvador, Cuba, Nicaragua, Guatemala, entre otros migrantes, legalizar su estatus migratorio.

Nacara significa Ley de Ajuste Nicaragüense y de Alivio Centroamericano.

"Vamos a trabajar con sectores claves, que deben tomar una decisión y eso implica el cabildeo en la Cámara de Representantes y el Senado, para una salida permanente; no queremos estar dentro de 18 meses abogando por una prórroga más" a un programa que ya tiene 17 años, puntualizó Martínez en la entrevista televisiva.

En concreto, "que se dé una ley en el Congreso, que le dé la residencia a nuestros compatriotas en el TPS", recalcó el canciller.

La iniciativa salvadoreña ha tomado forma en el Congreso de EEUU y, desde julio pasado, tanto congresistas, como senadores y autoridades estatales, han expresado al presidente Donald Trump que apoyan una salida legal al TPS.

En julio pasado, 26 senadores demócratas enviaron una carta a las autoridades del Departamento de Seguridad Nacional, apoyando la extensión del TPS.

En septiembre, 116 congresistas firmaron otra carta pidiendo la prórroga; en Octubre 22 senadores demócratas plantearon lo mismo a su Ejecutivo y, en ese mismo mes, 30 gremiales empresariales realizaron una petición similar.

Asimismo, la Cámara de Comercio de Estados Unidos solicitó la extensión al Departamento de Seguridad Nacional y este mes de noviembre, siete senadores republicanos enviaron otra carta al DHS en apoyo del TPS.