El Presidente Salvador Sánchez Cerén visitó este día el Observatorio Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

 Foto VD/ Desde la izquierda, Viceministro Ángel Ibarra, Ministra Lina Phol, Presidente Salvador Sánchez Cerén, secretario de comunicaciones Roberto Lorenzana, y secretario privado Manuel Melgar. Foto VD/ Desde la izquierda, Viceministro Ángel Ibarra, Ministra Lina Phol, Presidente Salvador Sánchez Cerén, secretario de comunicaciones Roberto Lorenzana, y secretario privado Manuel Melgar.


El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, realizó este martes una visita al Observatorio Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), para verificar su funcionamiento y la información científica que genera para los planes de prevención y minimización de riesgos.

“Con el Centro Integrado de Monitoreo de Amenazas, y con la coordinación de observadores locales que existe aquí en el país, tenemos información a tiempo y actualizada para darle seguimiento a los fenómenos naturales”, aseguró el mandatario

El gobernante destacó que el Observatorio permite contar con información actualizada y trasladarla de manera oportuna al Sistema Nacional de Protección Civil para ejecutar acciones que garanticen la seguridad de la población.

“Este centro proporciona toda la información para el Sistema Nacional de Protección Civil, que está organizado en todo el país. Sin esta información no se pudiera actuar de una forma ágil, rápida y efectiva”, expresó el presidente.

El Observatorio Ambiental cumple funciones como realizar, mediante la instrumentación y protocolos adecuados, el monitoreo continuo y sistemático de los procesos y fenómenos meteorológicos, hidrológicos, sismológicos, vulcanológicos, geológicos, oceanográficos, de calidad de agua y aire, con fines de pronóstico, alerta temprana, planificación y protección.

Asimismo, proporciona el soporte científico, técnico e instrumental para el diseño, instalación y operación de los Sistemas de Alerta Temprana ante amenazas que puedan causar daños a la población, infraestructura y medio ambiente, en forma coordinada con otras instituciones y organismos competentes.

Para su funcionamiento, cuenta con una red de más de 250 estaciones de monitoreo que trabajan las 24 horas de los 365 días del año, y cuya operatividad es de importancia para que la información sea procesada y analizada en el Centro Integrado de Monitoreo de Amenazas Naturales, y difundida de manera oportuna y eficiente a las autoridades y la población, a fin de salvaguardar vidas y minimizar impactos ante la ocurrencia de eventos adversos.