Uno de los principales abanderados para evitar que el agua pase a manos privadas, el cardenal Gregorio Rosa Chávez, mostró su oposición a la pretensión de los partidos de derecha enseñando una camisa en la que invita a defender el recurso hídrico.

Cardenal Gregorio Rosa Chávez.Cardenal Gregorio Rosa Chávez.


Durante la semana pasada, los obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES) emitieron un pronunciamiento, en donde exigen: "no permitamos que los pobres mueran de sed".

"El agua es de tod@s Defiéndela", es la leyenda de la camisa mostrada por el prelado religioso acompañado de una persona sedienta ante un chorro que no vierte agua.

El purpurado salvadoreño expresa su rechazo a la privatización del agua de esa forma peculiar.

Aunque el partido Arena, su candidato presidencial, Carlos Calleja, y la dirigencia de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) afirman que no están a favor de privatizar el agua y convertirla en una mercancía, la gremial empresarial no ha renunciado a integrar con dos miembros la Autoridad Nacional del Agua (ANA).

La Iglesia Católica ha enarbolado la bandera de lucha para no permitir que los diputados de los partidos de derecha concreten su nefastos planes de privatizar el agua, ya que se trata de un bien común, y para segurar tener acceso se pronunció que el agua siga en manos del Estado.


 
 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

 

 

 

 

 

completo

 

 

HOLA