La Dirección de Impuestos Internos del Ministerio de Hacienda, iniciará un plan de fiscalización a empresas que retuvieron el impuesto de la renta a sus empleados, pero no lo reportaron al Ministerio de Hacienda.


"Hemos perdido 20 millones de dólares en ingresos por retención del impuesto sobre la renta, debido a que algunas empresas no están enviando (al Ministerio de Hacienda) la retención de sus empleados", denunció el titular del Ministerio de Hacienda, Nelson Fuentes.

El Ministro Fuentes declinó comentar de qué sectores son las empresas, al considerar que la información es confidencial, pero el no pago del impuesto de la renta, retenido por el patrono a sus empleados, "eso es un delito", puntualizó.

La Dirección de Impuestos Internos anunciará en los próximos días un plan de fiscalización, para recuperar los ingresos por renta no reportados y "la administración tributaria acusará ante la Fiscalía General de la República" por el delito cometido, evasión de impuestos y el no pago de la renta al Estado.

Nelson Fuentes aclaró que la pérdida de los 20 millones de dólares no se debe a pérdida de empleos y para afirmarlo indicó que ha consultado la base de datos del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).