En la Asamblea Legislativa se continúa el estudio del anteproyecto de ley para transferir a las municipalidades servicios, atribuciones y competencias que sean necesarias, para hacer una gestión pública más cercana a los territorios.


La Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia y la Asamblea Legislativa, a través de la Comisión de Asuntos Municipales del Parlamento salvadoreño, continuaron este jueves con los talleres de consultas sobre el “Anteproyecto de la Ley Marco de Descentralización de Servicios, Atribuciones o Competencias del Órgano Ejecutivo a los Municipios”.

De acuerdo con Gladys Melara, directora de Territorialización de la SETEPLAN, los talleres tienen como propósito dar a conocer a los alcaldes y a la ciudadanía el proyecto de Ley marco de descentralización de servicios y competencias del Órgano Ejecutivo hacia los municipios.

“Lo que se pretende es escuchar a los alcaldes, a los representes de la sociedad civil para poder enriquecer el proyecto de ley. Lo que nos interesa es que esta sea una ley de consenso, la cual resuelva las necesidades de la gente en los territorios, ya que estamos acercando los servicios del gobierno centran hacia los municipios”, detalló Melara.

“Esta es una ley que va a cambiar sustancialmente la vida del país. Esta ley es sobre todo un proceso de reorganización de las instituciones del Gobierno Central y de los gobiernos locales. Y el propósito final es poder transferir a las municipalidades servicios, atribuciones y competencias que sean necesarias para hacer una gestión pública más cercana a los territorios, más ágiles y eficientes”, puntualizó.

La Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia y la Comisión de Asuntos Municipales acordaron, el 27 de junio del 2018, realizar cinco consultas regionales para someter a discusión de los gobiernos locales y actores claves del territorio como los gobernadores, el sector privado, representantes de oenegés, academia y otros, la propuesta de la normativa.

El proyecto tiene el propósito de promover en forma sistemática, progresiva y regulada, la transferencia de aquellos servicios y atribuciones del Organo Ejecutivo que pueden realizar con mayor eficiencia, eficacia y agilidad los municipios, lo anterior con el fin único de acercar servicios públicos al territorio, ampliar la cobertura, acercar el nivel de participación y toma de decisiones de la población y contribuir a la reducción de desequilibrios y desigualdades territoriales.