El FMLN es el único partido que realmente ha luchado, lucha y seguirá luchando por alcanzar cambios sustantivos en favor de la vida de las mujeres.

Eso es suficiente motivo para pedir a más del 50 % de la población salvadoreña, que somos las mujeres, ejercer el sufragio racionalmente, haciendo un balance de los logros alcanzados, y el riesgo de perderlos si otro partido llegara a la Presidencia de la República.

El FMLN lleva a la mejor fórmula, con una candidata a la vicepresidencia que refleja la tenacidad de las mujeres por su propia superación, y la sensibilidad de un partido que entre sus principios y objetivos, y en su práctica, ha demostrado que tiene interés en que la sociedad sea cada vez más justa, y eso pasa por dar un trato digno, como seres humanos y ciudadanas con derechos, a todas las mujeres salvadoreñas.

Karina Sosa es una de las 13 mujeres electas como diputadas, en un conjunto de 23 escaños, eso demuestra que dentro del FMLN sí se ha reconocido la capacidad de nosotras las mujeres. Karina es una profesional que, como miles, debió trabajar y estudiar, sin renunciar a su derecho a la maternidad; ha llevado a la par la lucha por su pueblo y la formación de sus hijos; sabe lo que necesita la mayoría de hogares y lo que más aprecia una mujer cuando, sola o con su pareja, se empeña en sacar adelante a su familia.

Desde 1997, el FMLN estableció su política interna, que propugna por reconocer que existe violencia y discriminación en la sociedad, y que las mujeres han sido y son las que más la sufren, por eso, en sus objetivos se propone luchar en contra de esos resabios y propugnar por la igualdad y la equidad entre hombres y mujeres. Con el tiempo, dentro de las filas del FMLN, este objetivo se va logrando, es por ello que entre sus dirigentes, más del 40 % son mujeres, y en los cargos de elección, en el nivel legislativo, es el partido que más ha aportado al logro de leyes que protejan a la mujer.

Antes de ganar la presidencia en el 2009, se prometió crear CIUDAD MUJER, se creó y hoy es un programa que sirve para que las mujeres de todos los niveles sociales, en los territorios donde el programa se ejecuta, las mujeres avancen en su conciencia de género, en sus capacidades productivas, en la defensa de sus derechos y en el fortalecimiento de su carácter, para hacer frente al fenómeno de la violencia de género.

Hugo y Karina, como fórmula, han prometido llevar CIUDAD MUJER a los otros departamentos, saben que la derecha negó los votos para financiar esta obra, pero que con créditos o con fondos propios, en el próximo quinquenio avanzaremos en esa ruta.

Las mujeres fueron antes de 2010, en su inmensa mayoría, quienes se preocupaban por comprar útiles para sus hijos, uniformes para sus hijos, medicinas para sus hijos y hoy saben que más de un millón 300 mil hijos e hijas, de todas las madres que tienen sus hijos en la escuela pública, cuentan con útiles, uniformes, zapatos, alimento escolar subsidiado, y que no tienen obligación de pagar matrícula.

La vida de niños y niñas cambió, y eso no lo debemos perder, eso se asegura votando por el FMLN.

Antes del 2009, menos del 10 % de mujeres se graduaban como policías, ahora son el 30 %; ahora entre las más de 70 mil escrituras de propiedad entregadas, el 47 % corresponden a mujeres; antes privaba el desinterés por quienes nunca fueron a la escuela, ahora más de 221 mil mujeres aprendieron a leer en el programa de alfabetización.

Ahora contamos con un moderno Hospital de la Mujer y con unidades de salud comunitaria en todo el territorio nacional, a las cuales las mujeres pueden acudir y recibir atención durante el embarazo; gracias a ello, el 99 % de partos son atendidos por profesionales.

Más de 700 mil mujeres, en sus hogares o pequeños negocios, reciben subsidio al gas; un tercio de servicios del Banco de Fomento Agropecuario se dan a mujeres; más de 100 mil mujeres reciben paquete agrícola; más de 11 mil mujeres jóvenes participan del programa Jóvenes con Todo; y la mujer joven cuenta con Ciudad Mujer Joven y 9 Centros Juveniles de INJUVE.

Esto no es todo, solo son parte de los cambios en favor de las mujeres; pero falta mucho. Defender lo logrado y avanzar en lo que falta, es el compromiso de Hugo Martínez y Karina Sosa; si una mujer vota por ellos, marcando la bandera roja del FMLN, estará votando por sí misma. MUJER VOTA POR TI, VOTA FMLN.


Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

MOP presenta resultados de Medición del Sistema de Integridad

La Política de Integridad busca institucionalizar en el Ministerio de Obras Públicas…

completo

 

 

HOLA