Entre los 28 emprendimientos que fueron beneficiados, se encuentra el de Priscila Cerón, una mujer trans de 26 años quien con mucho esfuerzo y gracias al apoyo recibido ha logrado hacer crecer su negocio. A un año de haber sido beneficiada, ahora nos cuenta acerca de sus logros alcanzados.


A sus 16 años, Priscila era una joven entusiasta y siempre preocupada por el bienestar de su familia. Ella nos cuenta que a esa edad, a pesar de que apenas empezaba a comprender cuál era su identidad sexual y los obstáculos a los que tendría que enfrentarse en la vida, decidió que debía ayudar a sus padres con el sustento de su familia, pues uno de sus hermanos menores tenía cáncer y ella sintió el fuerte deseo de aportar económicamente para ayudar.

“Al salir de noveno grado decidí que quería trabajar; sobre todo porque tenía la intención de ayudar a mi familia, somos nueve hermanos y uno de ellos tenía cáncer. Nunca he realizado trabajo sexual, como cualquiera puede pensar, porque siempre en mi casa mi mamá me dijo que el pan en la mesa tenía que ponerse con dinero ganado de manera honesta. Entonces yo siempre he trabajado en el mercado. Rápidamente inicié el negocio de los zapatos gracias a una señora que me ayudó, dándome zapatos en consignación para vender”, nos cuenta.

Así es como empieza la historia del emprendimiento de Priscila. Una venta ambulante que le daba lo básico para ayudar a su familia. Sin embargo, eso no era suficiente, pues la ganancia era compartida con su proveedora y cuando las ventas iban mal, los beneficios eran nulos.


 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

Asesinatos de elementos de seguridad a la baja

En 2017 se registraron 80 asesinatos de policías, custodios de centros penitenciaros,…

CAMAPAÑA POLVORA

completo

 

 

HOLA